De la Hernia de hiato (Reflujo, ardor...)

El ardor de estómago

Es el síntoma principal producido por el reflujo gastro-esofágico (RGE), que es el paso de contenido del estómago o duodeno hacia el esófago a través del cardias, válvula o esfínter que hay entre el estómago y el esófago. Cuando los episodios de RGE son frecuentes y prolongados, pueden aparecer síntomas y lesiones en la parte final del esófago, originándose la llamada enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), uno de los motivos más frecuentes de consulta al médico de cabecera.


¿Qué otros síntomas produce el reflujo gastro-esofágico? 
Aparte del "ardor de estómago” , que se siente como una sensación de quemazón que asciende desde la boca del estómago y puede llegar hasta la garganta, otros síntomas pueden ser: espasmos, dolor de pecho o espalda, nudo al tragar, dolor de garganta. 

¿Qué consecuencias tiene? 
El contacto mantenido del contenido del estómago con la mucosa del esófago produce inflamación y erosiones sobre la misma, que se pueden ulcerar e incluso sangrar. La inflamación crónica de esta parte del esófago se puede traducir en un estrechamiento de esta zona o transformarse en un peligroso cáncer del esófago. 

¿Por qué se produce el Reflujo Gastro-Esofágico? 
La causa más frecuente es una debilidad de la válvula inferior del esófago (cardias). Existen determinados alimentos y bebidas, chocolate, alcohol, cafeína, determinadas comidas grasas, e incluso el tabaco, que favorecen esta debilidad.

¿Cómo se diagnostican y tratan estos problemas? 
Cuando el paciente tiene síntomas, hay que hacer una endoscopia digestiva alta (tubo de visión óptica que se introduce por la boca hasta el estómago) y toma de biopsias si fuera necesario. A veces la radiología ayuda en casos de hernias del estómago asociadas. En otros casos hay que tomar muestras del líquido del estómago. 
El tratamiento conservador consiste en cambiar los hábitos de vida, comer al menos dos horas antes de irse a la cama, elevar el cabezal de la cama,… y determinados fármacos que neutralizan y disminuyen el ácido en el estómago. Cuando los síntomas persisten a pesar de esta medida, está indicada la cirugía.


Cirugía para el ardor

El término médico más apropiado sería Cirugía del Reflujo Gastro-Esofágico pues esto es lo que produce el ardor, entre otros síntomas. El objetivo es evitar que el ácido refluya hacia el esófago y lo lesione. En el pasado este tipo de problemas se resolvían a través de una gran incisión en el abdomen. Hoy en día gracias a las técnicas laparoscópicas, el cirujano puede evitar este tipo de incisiones, y usted puede incorporarse a su actividad laboral en una semana con tan sólo cuatro pequeñas marcas en el abdomen y sin la necesidad de medicarse cada día. 


¿Cómo se realiza esta técnica laparoscópica? 
La técnica más comúnmente utilizada se llama fundus-plicatura de Nissen. El cirujano introduce un fino laparoscopio a través del ombligo dando una imagen completa de todos los órganos internos del paciente sobre una pantalla de televisión. Con ayuda de cuatro pequeños orificios más, el cirujano introduce unas finas pinzas que le ayudarán a separar delicadamente el estómago, haciendo con él una vuelta sobre la parte final del esófago para producir una nueva válvula o esfínter, olvidándose así de los síntomas y de los medicamentos después de la cirugía. 

¿Cuánto tiempo permanecerá en el hospital? 
Usted ingresará el mismo día de la intervención, si no existe ninguna otra enfermedad asociada que implique una preparación especial de acuerdo con lo que su cirujano le haya explicado, en ayunas de al menos 6h, y en 24-48h usted puede estar en su casa.

Videos: 
Cirugía convencional (laparoscópica) de la Hernia de Hiato ó del Reflujo gastro-esofágico

Compartir en las redes: