De la Vesícula y vías Biliares

¿Qué es la vesícula biliar? 
La vesícula biliar es un órgano en forma de pera que descansa debajo del lado derecho del hígado. Su función principal es la colección y concentración de un líquido digestivo (bilis) producido por el hígado. La bilis es liberada por la vesícula después de comer, ayudando a la digestión. La bilis viaja a través de unos tubos delgados (vía biliar) hacia el intestino delgado. En la mayoría de los pacientes la extracción de la vesícula biliar no se asociada a ningún daño de la digestión. 

¿Cuáles son las causas de los problemas de la vesícula?
 
Los problemas de la vesícula biliar son usualmente causados por la presencia de cálculos, los cuales son pequeñas piedras compuestas principalmente de colesterol y sales biliares, y se forman en la vesícula o en la vía biliar. No se sabe porque algunas personas forman cálculos. No se conoce ninguna medida para prevenir los cálculos. Estos cálculos pueden obstruir la salida de la bilis de la vesícula, causando su inflamación y produciendo dolor abdominal agudo, vómitos, indigestión, y ocasionalmente, fiebre. Si el cálculo obstruye las vías biliares, se puede producir ictericia y pancreatitis. 

 ¿Cómo se diagnostican y tratan estos problemas? 
Después de que el paciente tenga síntomas... 
El ultrasonido (ecografía) es el método más usado para encontrar los cálculos. 
En algunos casos más complejos, pueden ser necesarios otros exámenes con rayos-X para evaluar la vesícula. 
Los cálculos no son expulsados por sí mismos. Algunos pueden ser controlados temporalmente con drogas o con dietas especiales, para suspender la absorción de grasa. Este tratamiento tiene una baja tasa de éxito y los síntomas continuarán hasta que la vesícula se extraiga. 
La extracción quirúrgica de la vesícula biliar es el tratamiento más eficaz y segura para las enfermedades de la vesícula biliar. Se denomina COLECISTECTOMÍA, y debe hacerse utilizando la vía laparoscópica. Es la intervención quirúrgica más representativa de la Cirugía Mínima Invasiva


Si le tienen que operar de la vesícula biliar, usted debe saber que:

La colecistectomía laparoscópica es una técnica innovadora con múltiples ventajas. 
En el pasado... Cuando un cirujano recomendaba una operación de la vesícula biliar a un paciente, éste recordaba la experiencia de un familiar o amigo al que se le hubiera sometido a este tipo de cirugía unos años atrás. A estas personas se les practicó una gran incisión y probablemente tuvieron mucho dolor después de la cirugía, estuvieron ingresadas más de una semana y no pudieron realizar sus actividades normales hasta unas seis semanas después. Usted puede estar preocupado por una experiencia similar. Quizás usted no puede darse el lujo de estar ausente de su trabajo, y está preocupado por si no puede realizar el trabajo de su hogar durante un mes o más. 
Hoy... Existe una técnica innovadora con grandes ventajas. La extracción de la vesícula biliar es una de las operaciones más frecuentes en nuestro medio. Hoy día, la mayoría de las operaciones de vesícula son realizadas laparoscópicamente. El nombre médico de este procedimiento es Colecistectomía Laparoscópica. En lugar de una incisión de 15 a 20 cm, la operación requiere solamente cuatro pequeñas heridas en el abdomen. Se consigue así que el paciente tenga el mínimo dolor en el postoperatorio con una recuperación más rápida, que la mayoría de los pacientes regresen a casa en un día y que vuelvan rápidamente a sus actividades normales.

¿Qué preparación se requiere? 
Antes de la cirugía, usted debe permanecer en ayunas de líquidos y sólidos desde, al menos, seis horas antes de la cirugía. Debe bañarse la noche anterior o la mañana de la cirugía. Si padece estreñimiento puede administrarse un enema o preparación similar a criterio del cirujano. Según su edad y enfermedades asociadas se requiere un tipo de examen preoperatorio ú otro. En el caso de que usted tome medicación diariamente, consulte si puede tomarla la mañana de la cirugía con un pequeño sorbo de agua. Si toma aspirinas, descoagulantes o medicación para la artritis, deberá suspender esta medicación unos días antes, de acuerdo con su cirujano.

¿Cómo se realiza la operación laparoscópica de la vesícula biliar? 
Bajo anestesia general, el paciente va estar dormido durante la cirugía. Usando una cánula (tubo delgado) el cirujano entra al abdomen en la región del ombligo. Un laparoscopio (un fino telescopio) conectado a una cámara especial se introduce a través de la cánula, dando al cirujano una imagen magnificada de los órganos internos del paciente sobre una pantalla de televisión. A continuación se insertan otras cánulas que permiten a su cirujano separar delicadamente la vesícula de sus adherencias y extraerla a través de una de las heridas. Muchos cirujanos realizan una radiografía, llamada colangiografía, para identificar cálculos que pueden estar localizados en la vía biliar o para asegurare de que las estructuras anatómicas han sido identificadas. Si el cirujano encuentra uno o más cálculos en el colédoco, puede extraerlos usando un endoscopio especial, puede decidir extraerlos después usando otro procedimiento mínimamente invasivo o puede convertirla a una cirugía abierta con el objeto de extraer todos los cálculos en esta cirugía. Cuando la vesícula se extrae acaba la operación y las heridas se cierran con un punto o con tiritas.

¿Cuánto tiempo permanecerá en el hospital? 
La mayoría de los pacientes regresan a su hogar al día siguiente de la Colecistectomía Laparoscópica. Algunos pacientes incluso pueden regresar el mismo día de la cirugía, en comparación a siete días después de un procedimiento tradicional abierto.

¿Cuándo puede volver a su trabajo? 
La mayoría de los pacientes pueden regresar a trabajar a los siete días después del procedimiento laparoscópico. Por supuesto, esto depende de la naturaleza de su empleo. Pacientes con trabajos administrativos o de escritorio usualmente vuelven en pocos días, mientras los que tienen trabajos manuales o que tienen que levantar objetos pesados pueden tardar un poco más. Los pacientes que sufren procedimientos tradicionales no pueden volver a sus actividades normales hasta pasadas cuatro a seis semanas.

¿Es segura la cirugía laparoscópica de la vesícula? 
Numerosos estudios médicos muestran que la tasa de complicaciones de la cirugía laparoscópica de la vesícula es comparable a la tasa de complicaciones con la de la cirugía tradicional cuando se realiza por un cirujano adecuadamente entrenado.

¿Existen riesgos de la operación? 
Existen riesgos relacionados a cualquier clase de operación. La gran mayoría de los pacientes sometidos a colecistectomía laparoscópica no presentan ninguna complicación, y rápidamente retornan a sus actividades normales. Es importante recordar que antes de sufrir cualquier tipo de cirugía (bien sea laparoscópica o abierta), usted debe preguntar a su cirujano a cerca de su experiencia y entrenamiento. Los riesgos de la colecistectomía laparoscópica son menores que los riesgos de dejar esta enfermedad sin tratamiento. Las complicaciones de la colecistectomía laparoscópica son infrecuentes, pero pueden incluir sangrado, infección, neumonía, coágulos de sangre o problemas cardiacos. Una lesión inadvertida de una estructura vecina como la vía biliar o el duodeno puede ocurrir y puede requerir otro procedimiento para repararla. Han sido descritas fugas de bilis al abdomen proveniente de los conductos que llevan la bilis desde el hígado hasta el duodeno.

¿Qué ocurre después de la operación? 
La extracción de la vesícula biliar es una cirugía abdominal mayor y cierta cantidad de dolor puede presentarse. Las nauseas y el vómito no son infrecuentes. Cuando se toleran los líquidos y la dieta, el paciente abandona el hospital, lo cual suele ocurrir el mismo o el día siguiente de la operación. La actividad depende de cómo el paciente se sienta. Es aconsejable caminar. Los pacientes pueden retirarse sus vendajes y bañarse al día siguiente de la cirugía. Normalmente pueden realizarse las actividades normales a la semana incluyendo conducir, subir escaleras, levantar objetos livianos y trabajar. En general, la recuperación es progresiva desde la vuelta a su casa. La presencia de fiebre, color amarillo en los ojos o la piel, empeoramiento del dolor abdominal, distensión, nausea y vómito persistente, o drenaje por alguna de las heridas son indicaciones de que alguna complicación puede haber ocurrido. Usted debe contactar con su cirujano en estas circunstancias. Debe realizarse una visita de control a las dos semanas de la operación, aunque su postoperatorio haya cursado sin problemas.

¿La operación laparoscópica de la vesícula es la indicada para usted? 
Aunque hay muchas ventajas de la laparoscopia, el procedimiento puede no ser apropiado para algunos pacientes que tengan cirugías previas abdominales o que tengan alguna enfermedad que lo desaconseje. A través de una evaluación hecha por su médico personal, y consultando un cirujano general con entrenamiento en laparoscopia, se puede determinar si la extracción laparoscópica de la vesícula es apropiada para usted.


Este folleto no intenta reemplazar la discusión con su cirujano acerca de la necesidad de la cirugía de la vesícula. Si usted tiene preguntas acerca de la necesidad de la cirugía de la vesícula, sus alternativas, el costo del procedimiento, si se la cubre su seguro, o la experiencia y entrenamiento de su cirujano, no dude en preguntarle a su cirujano o al personal del hospital o del consultorio acerca de esto. Si usted tiene preguntas acerca de la cirugía o del control postoperatorio, por favor discútalo con su cirujano antes y después de la cirugía. 
This brochure was reviewed and approved by the Board of Governors of the Society of American Gastrointestinal Endoscopic Surgeons (SAGES), March 1997. It was prepared by SAGES Task Force on Patient Information


Adaptado por Juan José Sánchez Cano 
Cirujano. Colegiado 2813 Tarragona 

Videos: 
Colecistectomía laparoscópica

Compartir en las redes: